Ultrasonido focalizado de alta intensidad

El ultrasonido focalizado de alta intensidad (HIFU, MRgFUS o Resofus por sus siglas en inglés, High-Intensity Focused Ultrasound) es un procedimiento médico que consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía para producir destrucción celular o necrosis de las células objetivo por elevación de la temperatura entre 55-100 °C (ablación térmica). Con la particularidad de que los tejidos colindantes no quedan afectados. La destrucción celular se produce muy selectivamente y con forma ovalado, en los transductores más avanzados el volumen del foco llega ser de 2x2x15 mm3.

Con dichas cualidades la medicina lo aplica para tratamiento de tumores sólidos benignos y malignos. Se trata de una técnica no invasiva con todas las ventajas que conlleva para el paciente y el equipo médico.

Ventajas

  •     Seguro
  •     Preciso
  •     Guiado en tiempo real por ultrasonidos
  •     Amplios aplicaciones
  •     Tratamiento normalmente dura 1 sesión
  •     Repetible
  •     No hay riesgo de infección
  •     No tóxico
  •     No limitado por tamaño del tumor
  •     Menores complicaciones
  •     Guiado de tiempo real
  •     Complementaria con otras técnicas
  •     Potencialmente curativo
  •     No extiende metástasis
  •     Sin cicatriz
  •     Más posibilidad de conservación funciones de los órganos (fertilidad, mama, etc)
  •     Reducido dolor post-operatorio
  •     Sin hospitalización
  •     Coste económico
  •     Experiencia clínica en pacientes >10 años
  •     Manejo sencillo

Enlaces